Mitos sobre el cinturón de seguridad

Un choque a 50 km/h sin llevar puesto el cinturón de seguridad, es como tirarse desde un cuarto piso sin red de seguridad. Si la velocidad al momento de un choque es de 70 km/h, ello equivale a lanzarse desde un séptimo piso. Por lo tanto, el cinturón de seguridad es tu seguro de vida.

Sobre este elemento existen muchos mitos que es importante aclarar, porque generalmente se usan como excusas para no usarlo.

Mito 1 “Si quedo herido en un accidente, el cinturón dificultará el rescate” FALSO
El cinturón se suelta con un simple clic, o se corta fácilmente. Lo que en realidad complica el rescate de las personas heridas son las fracturas múltiples del conductor o pasajeros, producidas al golpearse contra el interior del vehículo.

Mito 2 “Podría quedar atrapado en caso de incendiarse el auto” FALSO
Los incendios sólo ocurren en un 0.2% de los accidentes, y aunque así fuera el caso, el cinturón de seguridad evitaría golpes mayores, fracturas y pérdida de conciencia. Una persona fracturada o inconsciente es incapaz de reaccionar y salir.

Mito 3 “Si por el impacto salgo expulsado del vehículo, tengo más posibilidades de quedar ileso” FALSO
Quien, como consecuencia de un choque o colisión, es eyectado del vehículo y se estrella contra el pavimento tiene 5 veces más posibilidades de morir que alguien que lleva puesto su cinturón.

Mito 4 “Yo tengo la fuerza suficiente como para controlar mi vehículo en cualquier momento” FALSO
En una colisión, a una velocidad de 20 km/hr, nuestro cuerpo es impulsado contra el volante y el parabrisas con una fuerza que equivale a seis veces el peso del propio cuerpo. Por lo tanto, a mayor velocidad la fuerza de impacto impide a cualquier persona tomar control ni de su cuerpo, ni del volante.

Mito 5 “No creo que efectivamente me proteja, eso es un mito” FALSO
Estudios internacionales han demostrado que el cinturón de seguridad reduce las consecuencias de los accidentes incluso a altas velocidades.

Mito 6 “El uso de cinturón de seguridad es importante sólo en carreteras” FALSO
En Chile, más de las tres cuartas partes de los accidentes ocurren en intersecciones y, del total, 9 de cada 10 ocurren en áreas urbanas, la mayoría dentro de un radio de 40 kilómetros de los hogares de las víctimas.
Por otra parte, el 50% de las defunciones se producen por accidentes en áreas urbanas.

Mito 7 “A mi nunca me va a pasar, así que no lo necesito” FALSO
Un accidente es un imprevisto. En Chile nos caracterizamos por pensar “a mí no me va a pasar”, pero nadie está asegurado de por vida. Conversa con alguna persona que haya tenido un accidente, probablemente te dirá que nunca antes estuvo involucrado en uno.
Mito 8 “El cinturón de seguridad incomoda y limita movimientos” FALSO
El cinturón de seguridad, además de sus ventajas preventivas, ofrece mayor estabilidad y comodidad frente a las curvas y las calzadas en mal estado. Regúlalo de modo que te sientas totalmente cómodo dentro de tu vehículo.

Mito 9 “No es obligación usar el cinturón en el asiento trasero” FALSO
Desde el año 2005, el uso del cinturón de seguridad en los asientos traseros es OBLIGATORIO, según la Ley de Tránsito. El uso del cinturón para el piloto y el copiloto es obligación en Chile desde el año 1985.

 

Share on TwitterShare via email